Robos en el coche

Robos en el coche

Notapor equipo de paddock el Vie Abr 03, 2009 8:41 am

Cómo son y quién se responsabiliza
Robos en el coche

Es muy común dejar en el asiento del copiloto el bolso, la chaqueta, el móvil o cualquier otro objeto que tengamos en las manos en el momento de subir al coche. Cometemos un error. Somos carne de cañón para los ladrones de la carretera.
Marina Gª del Castillo
Robos en el coche


Cada vez son menos, pero siguen ocurriendo. Nos referimos a los robos dentro del coche. Estos robos pueden ser de varios tipos. Por un lado, los que se producen en los atascos o semáforos mientras estamos dentro del coche. Y por otro, cuando dejamos nuestro vehículo en un parking.

En el interior de las ciudades, los ladrones aprovechan los atascos y las paradas en los semáforos para distraer al conductor con la venta de cualquier producto o con el aviso de alguna incidencia en su vehículo. Los ladrones abren la puerta del copiloto y roban el bolso o cualquier objeto de valor a la vista. Otro momento de alto riesgo es cuando se está aparcando.
Robos en carretera

Los robos en carretera son más espectaculares. Sobre todo en las entradas y salidas de zonas turísticas. En estos casos, actúan en bandas organizadas. Los ladrones avisan al conductor sobre un posible pinchazo de una rueda o queman algo cerca del vehículo para que parezca que hay un incendio. Cuando el conductor aparca el vehículo, mientras uno de los delincuentes lo distrae, el otro o los otros roban sus pertenencias o se llevan el vehículo directamente. Las estaciones de servicio y las zonas de peaje también son puntos críticos.

En el parking, el ticket es el comprobante.
Robos en el parking

Lo primero que tienes que tener presente antes de cerrar el coche es no dejar nada de valor en el mismo y mucho menos a la vista. Demostrar qué guardabas en el coche resulta muy difícil, y sin esa prueba no hay reclamación ni indemnización que valga.

El responsable es el establecimiento en el que estaba tu coche, debido a la figura jurídica de la “guardia y custodia”.

Algunos aparcamientos colocan carteles o imprimen en sus tickets sentencias en las que se eximen de responsabilidad en caso de robo o daños a los vehículos o los objetos del interior. Estas cláusulas son abusivas y no tienen ninguna validez legal.

Desde el momento en el que dejas tu coche en el aparcamiento se formaliza un contrato por el que éste es el encargado de custodiar debidamente tu coche hasta que lo retiras. Cualquier cosa que le pase mientras tanto, es responsabilidad suya.

Aún así, toma precauciones:
-En un aparcamiento, el ticket hace las veces de comprobante. Lo necesitarás si tienes que presentar una denuncia o reclamación.
-En caso de robo, el parking tiene obligación de presentar una denuncia y entregar una copia de la misma al perjudicado.
-Además, es recomendable que también el perjudicado denuncie por su cuenta. -Y por supuesto, presentar una reclamación contra el parking para que te indemnice.

El establecimiento y su seguro es el que tiene que hacer frente a los daños.

No te conviertas en objetivo fácil de los ladrones. Todo lo que está a la vista será lo primero que intenten robar. Ahí van unos consejos para evitar la tentación.


Consejos

1. Nunca lleves el bolso, cartera o maletín en el asiento del copiloto. El lugar ideal, para que lo tengas a mano sin que se vea, es entre el asiento del conductor y del copiloto o debajo de tu asiento. La zona de los pasajeros también es una buena opción, aunque sea más incómodo.

2. Activa el cierre de seguridad de puertas y maletero y baja el cristal de la ventanilla sólo cuando el vehículo esté en movimiento.

3. Hay ladrones, principalmente los que actúan en las zonas de dinero de las grandes ciudades, que no parecen delincuentes. Si te avisan sobre cualquier incidencia en tu vehículo, no hagas caso. Cuando se vayan, comprueba si es cierto.

4. En las paradas breves, nunca dejes el coche abierto. Y mucho menos las llaves puestas. Un robo muy típico es el que se produce en las estaciones de servicio.

No has seguido nuestros consejos y al final te han robado. Pero ¿ha sido realmente un robo, un hurto o sustracción ilegítima? ¿Y ahora qué tienes que hacer? ¿cómo recuperas tus cosas? ¿Te cubre el seguro? Nosotros te lo aclaramos.


Sustracción o robo

El Código Penal dedica un capítulo, el IV, al robo y hurto de vehículos, desarrollándolo en el artículo 244. Se establecen tres tipos de delitos relacionados:

1. Sustracción ilegítima. Se produce al sustraer un coche ajeno sin ánimo de apropiárselo. Ejemplo: una persona nos coge el coche sin nuestro permiso para darse una vuelta; alguien que incumple el plazo de devolución de un vehículo de alquiler…

2. Hurto. Se da si, por un descuido, nos sustraen el coche. Ejemplo: al dejarnos las llaves puestas, o cuando por una sustracción ilegítima, nos lo devolviesen antes de 48 horas.

3. Robo. Es la sustracción de un vehículo usando la fuerza o la violencia, ya sea a bienes o a personas.

Para el robo de los objetos que tenemos dentro de nuestro coche, también valdrían estos tres tipos de delitos.

En los semáforos, ventanilla subida y puertas cerradas.
¿Qué cubre el seguro?

El seguro obligatorio no cubre el robo en el interior del vehículo, ya que ni siquiera cubre el propio vehículo. Para que el seguro cubra el robo o hurto, hay que tener contratado un seguro a todo riesgo. Y, aunque la inmensa mayoría de los seguros de este tipo lo cubren, tienen limitado el coste. Es decir, que el seguro no te pagará más de una cantidad pactada en la póliza.

¿Qué hacer? Claramente denunciar el hecho y tener sentido común. Ahora las denuncias pueden hacerse por teléfono para agilizar el proceso.
Robo de documentación

Lo primero que tienes que hacer es denunciar el hecho. Con el justificante que te den las autoridades podrás librarte de la multa por circular sin papeles, pero recuerda que es temporal. Cuanto antes pongas todo en regla, mejor.

1. Tarjeta de la Inspección Técnica del Vehículo. Acude al centro de ITV más cercano. Allí, podrás pedir la nueva tarjeta. Tendrás que pasar de nuevo la revisión con el coche y, si la superas, podrás pedir el duplicado de la ficha técnica. Eso sí, la revisión del vehículo tienes que pagarla. Según la antigüedad del coche, te pueden dar el duplicado en el momento, o en unos días.

2. Después (no antes ya que necesitas el justificante de la ITV), tienes que acudir a la Jefatura Provincial de Tráfico que te corresponda. Allí, tendrás que solicitar el impreso o imprimirlo a través de la web de la DGT, para que te den un duplicado del permiso de circulación. No será necesario abonar nada, sólo enseñar el justificante de que has presentado la denuncia.

3. Si también necesitas un duplicado del permiso de conducir, puedes pedirlo directamente en la Jefatura. Deberás presentar el DNI y dos fotografías actualizadas, en el caso de que tu carné está espedido en soporte cartulina. En el caso de permisos expedidos en tarjeta de plástico, no es necesario aportar fotografías.

El recibo del pago del seguro ya no es obligatorio llevarlo.

4. Si, por casualidad, llevabas en el coche los papeles del seguro, tendrás que llamar a tu aseguradora para que te envíen una copia.
equipo de paddock
Site Admin
 
Mensajes: 1048
Registrado: Mié Dic 12, 2007 10:04 pm

Volver a NOTICIAS



cron