Notícies

domingo 23 ago 09

Por qué nos pueden inmovilizar el coche

Por qué nos pueden inmovilizar el coche
Si se aprueba la reforma de la Ley de Seguridad (que ahora está en el Senado) nos podrán inmovilizar el coche en más supuestos que ahora: en caso de no disponer de seguro obligatorio y si se llevan inhibidores de radar. Te lo contamos.

Todos los grupos parlamentarios, salvo el PP que se abstuvo, aprobaron en el Pleno del Congreso la reforma del procedimiento sancionador de la Ley de Tráfico, que pretende fundamentalmente reducir el tiempo desde que un conductor comete una infracción hasta que se le impone una sanción. Además de esta reforma, el Gobierno quiere introducir más cambios para poder inmovilizar un vehículo.

Una de las modificaciones que se prevé en este sentido es que los agentes de tráfico podrán inmovilizar nuestro coche si no tenemos el seguro obligatorio o llevamos inhibidores de radar (para lo cual se prevé una multa más alta: 6.000 euros). También, en un principio, se propuso un supuesto más: por el impago de dos multas, los agentes de tráfico podían inmovilizar nuestro coche. 'Afortunadamente, este caso se suprimió. Era evidente que tenía un único fin: recaudatorio', asegura Mario Arnaldo, presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA). En contraposición, se ha suprimido el artículo que suponía un 'regalo' para los ayuntamientos: el vehículo podía ser inmovilizado si no tenía puesto el ticket de la zona ORA. 'Este cambio se introdujo en la modificación de la ley de 1997. Esta medida resultaba desproporcionada, ya que el vehículo molestaba y había que inmovilizarlo si no se pagaba, pero si se pagaba dejaba de molestar', declara Arnaldo. Así, la reforma que está en el Senado queda de la siguiente manera:

—Las autoridades podrán proceder a inmovilizar nuestro coche cuando suponga un riesgo para la circulación, las personas o los bienes. Esta medida será levantada inmediatamente después de que desaparezcan las causas que la han motivado. En el mismo sentido, si nos negamos a efectuar las pruebas de alcoholemia o intoxicación también nuestro coche quedará inmovilizado.

—Las autoridades podrán proceder a inmovilizar nuestro coche cuando suponga un riesgo para la circulación, las personas o los bienes. Esta medida será levantada inmediatamente después de que desaparezcan las causas que la han motivado. En el mismo sentido, si nos negamos a efectuar las pruebas de alcoholemia o intoxicación también nuestro coche quedará inmovilizado.

—El coche que carezca de autorización administrativa para circular, por no haberla obtenido o porque haya sido objeto de anulación, declarada su pérdida de vigencia. -Cuando el conductor no lleve permiso de conducción o el que lleve no sea válido. En estos casos, si el conductor manifiesta tener permiso válido y acredita suficientemente su personalidad y domicilio, no se llevará a efecto la inmovilización, a menos que su comportamiento induzca a apreciar, racional y fundadamente, que carece de los conocimientos o aptitudes necesarios para la conducción.

—Cuando el conductor no lleve el permiso de circulación del coche o autorización que lo sustituya, y existan dudas acerca de su identidad o domicilio. —Cuando por deficiencias evidentes del coche, éste constituya un peligro para la circulación o produzca daños en la calzada. —Cuando el coche circule con una carga cuyo peso o longitud total exceda en más de un diez por ciento de los que tenga autorizados.

—Cuando las posibilidades de movimiento o el campo de visión del conductor resulten sensible y peligrosamente reducidos, por el número de posición de los pasajeros o por la colocación de los objetos transportados. —Cuando no se haya llevado a cabo la inspección técnica obligatoria correspondiente al tipo de vehículo y haya transcurrido el plazo de diez días sin que se haya justificado la presentación del vehículo a dicha inspección.

—Cuando un vehículo se encuentre estacionado en forma antirreglamentaria, sin perturbar gravemente la circulación, y su conductor no se halle presente o estándolo se niegue a retirarlo. —La inmovilización decretada por defectos del conductor será alzada inmediatamente cuando desaparezcan estos, o si otro, con la aptitud precisa, se hace cargo de la conducción del vehículo. En el caso de que se trate de un supuesto de los relativos a intoxicación alcohólica u otras sustancias o proceda por la negativa a someterse el conductor a las referidas pruebas, no podrá ser sustituido por otro salvo que éste acceda a someterse él mismo a las pruebas de detección alcohólica, o se trate de un conductor cualificado cuya actuación haya sido requerida por los agentes de la autoridad.

—Cuando la inmovilización del coche se haya decretado por razones derivadas de las condiciones del mismo o de su carga, los agentes autorizarán la marcha del vehículo, adoptando las medidas necesarias para garantizar su seguridad, hasta el lugar en que el conductor pueda ajustar la carga o dimensiones a los límites autorizados o subsanar las deficiencias técnicas o administrativas del vehículo.

—Una vez inmovilizado el coche, su conductor recabará de la autoridad su puesta en circulación, para lo cual habrá de satisfacer previamente el importe de los gastos ocasionados si los hubiera. —La inmovilización se llevará a efecto en el lugar que indiquen los agentes, y no se levantará hasta que queden subsanadas las deficiencias que lo motivaron, o se proceda a la retirada del coche por incurrir en alguna de las causas previstas.


Reparación Carburadores